¿CUÁNDO ACUDIR A UN PSICOMOTRICISTA?


La intervención va dirigida a personas sanas como a cualquier otra que presenta alguna limitación o discapacidad. Es decir siempre que se sospeche de algún problema o dificultad referido al funcionamiento del cuerpo de la persona, dificultad en relacionarse con el otro, en desenvolverse en un espacio y tiempo determinado de manera eficaz, siendo o no que tenga una patología de base.

¿Pero qué pasa con los niños?

Voy a mencionar algunos signos de alerta para detectar un posible problema en el desarrollo de un niño.