Objeto Transicional en el niño, "la mantita"


¿Te acuerdas de tu mantita o juguete preferido cuando eras niño o niña? Ese objeto que llevabas a todos lados y seguramente tenías en mano en varias fotos. ¿No lo recuerdas? está bien, tal vez ya identificas el de tu hijo o hija, es ese que no suelta. A este objeto se le llama transicional, ¿cuál es su función? Baja la ansiedad del niño o niña cuando se separa de la madre. Se siente protegido, por lo que lo utiliza en los momentos de dificultad, puede ser para dormir, para llegar aun lugar nuevo o en el momento en que se aleja de mamá.

Este objeto no puede ser impuesto, los niños y niñas lo escogen arbitrariamente y aunque no nos parezca el más bonito o más llamativo, será el preferido de los hijos.

¿A qué edad lo escogen? no hay una edad específica puede ser desde los 6 meses y al momento de sentirse más seguro estando lejos de mamá alrededor de los 3 o 4 años, lo comienza a dejar; en ese tiempo, no se podrá sustituir ya que se llega a desarrollar un cariño por él. Como sabemos, el juego es vital para el desarrollo del infante, así que mediante este objeto puede interiorizar a la madre protectora, es aquí cuando interiorizan el sentimiento de confianza y existe una apertura para la socialización

Los niños y niñas escogen cosas suaves, que les recuerde al cariño de la madre, por lo general son peluches, mantitas, gasas o juguetes, por la manipulación del mismo, van adquiriendo un aroma “peculiar” y es que los niños y niñas lo abrazan, lo muerden, lo arrastran, lloran en él y los acompañan a todos lados. No es recomendable borrar ese olor, ya que es parte del apego, en caso de que se tenga que lavar, no hacerlo en frente del niño, ya que puede ser impactante.

¿No identificas el objeto transicional? seguramente es porque en vez de objeto tiene una acción que funciona como éste. ¿Haz notado que tiene alguna conducta antes de dormir, cuando llega a un lugar nuevo o no está con mamá? A esta acción se le llama fenómeno transicional, puede ser algo simple como chuparse el dedo, sobar su oreja, darse besitos en el brazo o conductas que se repiten en diversas ocasiones de estrés para ellos.

Recuerda que este objeto del que hablamos es lo más importante para tu hijo o hija, por lo que la recomendación es respetarlo, entender que la separación de la madre puede ser impactante y esto hace más sencilla la transición, esto ayudará a su seguridad.

Si quieres más información búscame en Transpersonal Playa 984-8045-907

Psic. Pamela Escudero

#emociones #autonomiaenlosniños #ayudaparalosniños #Niñosfelices #niños #psicologiainfantil #tallerparapadres #guiaparapadres #padresehijos #hijos

1 vista

Psicoterapia Transpersonal

984-8045-907

 

​© 2020 TRANSPERSONALPLAYA.COM