top of page

Cómo mejorar el vinculo con la madre

Toda Madre contiene a su hija en si misma y cada hoja a su madre. (C. Jung).


Si uno tiene bien integrada psíquicamente a su madre, irradiara alegría, la gente te amara, triunfará en su vida, brillará. (Bert Hellinger).


Los vínculos que tenemos están basados en los vínculos que teníamos con nuestras madres.


Cómo madre la manera en la que ellas interactúen con su hijo estará relacionado directamente con su manera de comportarse y comunicarse en sus años de vida posteriores. En los primeros años de vida el bebé construye una confianza alrededor de su mamá, esa confianza se va a interiorizar, formando parte de su autoestima, su responsabilidad afectiva y su conducta.



El bienestar emocional que hayamos tenido en la infancia dependera de la madurez emocional que haya tenido la madre, en cuanto peor nos haya tratado peor personas pensaremos que somos.


Por ello responsabilizarnos de las heridas emocionales es vital para reparar el vínculo interno con nuestra madre, este ella presente o ya no.


Aquí 5 pasos para mejorar el vínculo con mamá:



1. “Yo soy la pequeña y yo tomo, mi mamá es la grande y ella da”.

Visualiza que todo lo que te da el vínculo en forma de cascada, abrir los brazos y tomar todo aquello que necesites para ti.


2. “Tomo la energía de vida de mi madre y me lleno de poder”

Escribe todo las características de tu madre, las que te gustan y las que no, incluyendo aquellas partes que te es difícil aceptar de ella. Toma toda ese energía completa, dándonos cuenta que nuestra madre también tuvo una historia y que pudo hacerse cargo con las herramientas que tenía.


3. “Le devuelvo a mi madre todo aquello que no me corresponde y yo me quedo con lo que me corresponde”

Puedes tomar una caja o un cojín y visualizar que le devuelves a tu madre todas expectativas proyectadas hacia ti que no te corresponde y que por empatía hayas tomado, devolviéndole desde el amor las necesidades no satisfechas y haciéndote cargo solo de lo que te corresponde de manera responsable. De esta manera le devuelves también la dignidad y te liberas de lo que no te corresponde.



4. Reconozco mis necesidades, me responsabilizó de mi vida, me lleno de recursos.

Es recomendable hacer una meditación guiada en compañía de un psicoterapeuta del niño interior, dónde a través de un acompañamiento amoroso podrás contactar con las necesidades emocionales de la infancia, atenderlas y cubrirlas. Reconociendo que la madre no puede darte lo que no recibió. Por ello la importancia de uno mismo cubrir estás necesidades.

5. Avanza hacia la vida.

Aquí entran las visualizaciones de tus proyectos, llenándote de vida y diciéndole “Si a la vida”


"Abraza todos tus proyectos y tomando la energía de la madre para gestar tus proyectos".


Si quieres una cita con la psicoterapeuta Gestalt Minerva Sánchez puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

Recuerda que trabaja con consultas en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page