Depresión


En esta ocasión quiero compartir información importante sobre la depresión, cuáles son sus causas, síntomas y cuáles son los tratamientos que en mi experiencia han funcionado para que alguien salga o supere una depresión. Cabe destacar que la mayoría de las personas que llegan al consultorio de psicológico ya tienen experimentando los síntomas de este trastorno por más de dos o tres semanas como mínimo. Es por eso, lo importante de saber un poco más sobre el tema para conocer cómo podemos apoyar a quienes están atravesando el trastorno.


Dentro de los tipos de depresión se encuentran el trastorno depresivo mayor, es cuando la persona se muestra extremadamente apática y con inhibición. Distimia, se distingue por su cronicidad, la inestabilidad del humor, la fuerte ansiedad y la fluctuación del estado de ánimo, baja autoestima y la desesperanza. Trastorno ansioso-depresivo, depresión Atípica, se caracteriza por gran reactivada del estado de ánimo a situación diversas, con marcada ansiedad y síntomas depresivos” invertidos”: empeoramiento por las tardes, aumento de apetito e hipersomnia. Trastorno afectivo estacional, aparece de forma regular y repetida, coincidiendo con cambios estacionales, en general, en otoño e invierno, y asociado a los cambios lumínicos, que presenta somnolencias excesiva, apetito por los hidratos de carbono junto con los síntomas típicos de la depresión, destacando la fatiga. Trastorno Bipolar implica la existencia de episodios depresivos graves alternados por otros de exaltación de las funciones mentales (“manía”), consistente en aceleración del pensamiento, hiperactividad, gastos descontrolados, insomnio e irritabilidad. Ciclotimia, manifestaciones leves e imprevisibles con cambios frecuentes de estado de ánimo (de la euforia a la tristeza) en varios días, sin motivo aparente; son sujetos muy inestables. Es difícil diferenciarla de los cambios normales.


El origen puede ser orgánica, heredada ya que alguno de los progenitores han tenido o viven actualmente con depresión. O circunstancial ya que en varias ocasiones hemos atravesado por diferentes problemas o perdidas.


Los síntomas son tristeza severa, con llanto frecuente que no alivia, humor depresivo. Se siente desdichado y afligido, con pensamientos pesimistas: Sobre el pasado: Culpa irracional y autoacusaciones sobre actos de su pasado. Sobre el presente: Solo filtran el lado triste de todos los sucesos; se sienten fracasados y consideran cualquier éxito como una casualidad. No acostumbran a reaccionar positivamente a las alabanzas. Sobre el futuro: Esperan lo peor y anticipan fracasos. Ideas de desesperanza. Apatía o desmotivación, anergia: Falta de energía con tendencia a permanecer en la cama, y sensación de agotamiento. Anhedonia: No sensaciones de placer en situaciones, o con personas, con las que anteriormente se disfrutaba. Aislamiento de las actividades sociales. Retardo psicomotor, con lentitud de movimientos, alternando en ocasiones con agitación e inquietud continuada, probablemente por la intensa ansiedad acompañante. Ansiedad, con frecuentes elementos somáticos, lo cual puede confundir al paciente y al médico, ya que la consulta es por síntomas de los que no se encuentran las causas (depresión somatizada). Existe el trastorno a la inversa, es decir, la depresión secundaria a una enfermedad médica, lo cual implica un recuperación más lenta de la misma. Falta de concentración y memoria.


Si bien acostumbra a reaccionar si se le anima a hacerlo, en algunos casos –sobretodo en los ancianos- es tan grave que incluso se confunde con una demencia (“pseudodemencia depresiva”). Empeoramiento de los síntomas en fragmentos del día, en función del subtipo de depresión. Trastornos del sueño: Insomnio de mantenimiento (despertares frecuentes y despertar unas horas antes de lo habitual), asociado a pensamientos depresivos. En algunos casos se asocia a exceso de sueño durante el día. Descenso del apetito y adelgazamiento progresivo.


En la depresión “atípica” puede darse el fenómeno contrario (incremento del apetito). Decremento del interés por el sexo y dificultades de la respuesta sexual. Ideas de muerte. La pueden desear pasivamente para liberarse del sufrimiento. Pueden desembocar en pensamientos de suicidio e intentos del mismo, más frecuentes en mujeres pero más consumados en hombres.


Los tratamientos que en lo personal me han funcionado con mayor efectividad es el enfoque terapia cognitivo conductual. Lo cual consiste en hacer una adecuación a su actividad diaria del paciente hasta establecer nuevos patrones de conducta. Por ejemplo propongo alguna actividad física como salir a alguna caminata, en lo espiritual sugiero que medite, en lo social, salir a platicar con algún amigo y así hasta lograr que la depresión vaya disminuyendo poco a poco. Todo esto aunado a la terapia semanal donde se trabajan proceso de duelo, situaciones difíciles de su pasado o algún estrés postraumático. Cabe destacar que también se sugiere que se trabaje con apoyo Psiquiátrico para que el proceso se más rápido. Es por esto último que después de la valoración que realizó en el consultorio consideró o no que el paciente asista a una valoración psiquiátrica. En verdad es muy importante que nos informemos sobre estos temas para así evitar que quienes estén pasando por una depresión no vayan atentar contra su vida.







Si quieres una cita con la psicóloga Janet Morales puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabaja con consultas en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907






























#depresion

#síntomas

#psicología

#tratamiento

#saludmental

#anhedonia

#distimia

#ciclotimia

#hipersomnia

#tristeza


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo