top of page

Estrés y distrés: La funcionalidad en el campo laboral

La vida diaria exige energía física, mental y emocional, logrando rendir al máximo, siendo la respuesta más común del individuo frente a estas situaciones nuevas y de exigencia es produciendo cortisol que a su vez conduce al estrés. Sin embargo, si esto ocurre de manera desmedida y excesiva, también puede afectar al cuerpo. Para lograr comprender el papel del estrés en el campo laboral, es importante mencionar que el estrés se refiere a una respuesta tanto a nivel fisiológico, psicológico como; conductual, en su intento de adaptarse a las demandas resultantes de la interacción de sus condiciones individuales con las demandas externas. Así pues, el estrés se define como la respuesta biopsicosocial que el trabajador emite ante las exigencias ambientales para entregar los requisitos establecidos, en la interacción con las condiciones individuales, intra-laborales y extra-laborales.

        Para lograr una mejor compresión de dicha temática, será necesario conocer las diferencias entre el estrés positivo (eustrés) y estrés negativo (distrés). Así pues, el eustrés es entendida como una respuesta cerebral positiva manifestada de la valoración cognitiva realizada por la persona durante un evento estresor, mientras que, el distrés sería la reacción contraria, siendo una respuesta exagerada de los factores estresores, ya sea en el plano biológico, físico o psicológico y no se puede consumir el exceso de energía desarrollado. Por lo que, será necesario mencionar la funcionalidad del eustrés, ya que, permite un incremento de la estimulación cognitiva, mejora del rendimiento de una tarea mediante el incremento de la agudeza perceptiva y el incremento de la vigilancia. Mientras que, el distrés propicia una disminución del aprendizaje, de la productividad de tareas y baja excitación cognitiva.


     Entre los efectos del distrés, son las enfermedades que sobrevienen a consecuencia del estrés laboral, las cuales aluden a enfermedades por estrés crónico como úlcera por estrés, estados de shock, neurosis post traumática; y enfermedades por estrés agudo como dispepsia, gastritis, ansiedad, accidentes y frustración. Dentro de las situaciones que generan mayor distrés en los trabajadores son; el trabajo excesivamente exigente, falta de tiempo para completar las tareas, falta de claridad sobre la función del trabajador, desajustes entre las exigencias del trabajo y la competencia del trabajador, falta de un adecuado

acompañamiento por parte del líder y la falta

de reconocimiento a la labor ejecutada.


          Entre las principales estrategias de afrontamiento adaptativas en el ámbito laboral, se encuentran la adquisición de destrezas como; el entrenamiento en relajación para la adecuada utilización de las emociones, bioretroalimentación, meditación y entrenamiento físico. El entrenamiento para la relajación consiste en el aprendizaje y realización de la respiración profunda, para liberar la tensión muscular y aumentar el nivel de oxigenación, aunado alguna estrategia específica de relajación. 


Es importante mencionar que la negación, la autodistracción y el uso de sustancias como estrategias de afrontamiento suelen ser beneficiosas en lo inmediato, pero no actúan sobre los estresores o los modos de procesar los mismos. Este beneficio a corto plazo suele generar un efecto mantenedor del estrés y la sintomatología y tiene como consecuencias a largo plazo la falta de resolución sobre los escenarios adversos o los modos de lidiar con las propias emociones.



Si quieres una cita con la psicóloga Guadalupe Córtes puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

Recuerda que trabaja con consultas en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907






Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page