Gente feliz a través del lenguaje positivo

Una de las preocupaciones más comunes de los

padres en la actualidad es el cómo pueden generar una educación en los hijos bajo una autoestima que les pueda asegurar éxito y felicidad en su futuro.


¿QUE ES LENGUAJE POSITIVO?

Según el filósofo Luis Castellanos (2016), “El lenguaje positivo es el hecho de poner inteligencia en el lenguaje. Significa entender, apreciar y usar las palabras que formulamos de una manera efectiva y beneficiosa para mejorar la comunicación, la relación con los demás, con uno mismo, y para la toma de decisiones”.


Las palabras funcionan en el cerebro y en base a ellas se producen nuestros pensamientos y emociones, estas son aprendidas durante nuestra infancia, donde se asientan los pilares de nuestra personalidad, de nuestra autoconfianza, de nuestro autoconcepto, de la forma de percibir al mundo. Los mensajes que reciben los niños a través del lenguaje (verbal y no verbal) que emplean los progenitores, la forma de atender sus necesidades y la propia experimentación del niño, les modelará aumentando o minando su autoestima. Las verbalizaciones negativas tales como “nunca me sale nada bien”, “no sirvo para nada” son señales claras para enfatizar el empleo del lenguaje positivo, y en numerosas ocasiones su causa se encuentra en una escasa utilización de lenguaje positivo en el ámbito familiar.

Cuando nos hacemos padres o madres, nos esforzarnos en dar lo mejor a nuestros hijos, la mejor alimentación, la mejor educación, pagarles actividades extraescolares para ofrecerles la mejor formación… y sin embargo olvidamos que el lenguaje positivo es tan necesario o más que todo lo anterior. Los malos modos, los gritos, las ofensas e incluso la indiferencia, no funcionan para educar o mejorar el comportamiento de los hijos ni tampoco para su autoestima, las palabras negativas reducen el campo de visión de nuestro mundo. Las personas creamos nuestra vida a través de las palabras, aprendemos a través de ellas, solucionamos conflictos a través de las palabras, si ofrecemos palabras de calidez, con un lenguaje positivo, en una perspectiva positiva, será aquello en lo que basamos nuestra vida, nuestras acciones y todo aquello que reflejamos ante los demás. Las palabras positivas tienen como efecto estar mas concentrados, estar más atentos, tomar mejores decisiones, ayudan a solucionar problemas más eficientemente e incluso a evitarlos, ayuda a ser más inteligentes, más creativos.

Aspectos que el LENGUAJE POSITIVO beneficia en el desarrollo de los niños, adolescentes y apoya la estabilidad emocional de los adultos.


· Refuerza su autoestima.

· Afianza un apego seguro

· Le ofrece alternativas por lo que mejora la resolución de problemas.

· Desarrolla la asertividad

· Le ayuda a generar pensamiento positivo y mejora su lenguaje interno.

· Previene problemas y trastornos relacionados con la ansiedad

· Acata las normas con más facilidad.

· Mejora la relación con los padres.

· Ayuda a afrontar miedos, previene la evitación y la procrastinación

· No se siente amenazado, por lo que se muestra más receptivo a cambiar, por lo que el comportamiento se regula con mayor facilidad.

· hace que el niño se sienta partícipe de sus logros.

· Le ayuda a ser más racional y menos impulsivo.

· Amplia nuestra capacidad comunicativa

· Aumenta nuestro léxico al cambiar el no por palabras concretas con la finalidad de negociar y buscar las palabras adecuadas.

· Asienta bases en el respeto, la empatía y el cariño por nosotros mismos o por los demás.


Sugerencias para empezar a incorporar el lenguaje positivo en nuestra comunicación y en nuestra vida.

ü Identificar aquello que deseamos transmitir como primer paso, y posteriormente buscar dentro de nosotros las palabras adecuadas para poder comunicar con palabras positivas, en un tono tranquilo y adecuado aquello que deseamos comunicar. Es importante tener en cuenta el contexto y el momento adecuado, para que el receptor logre captar de forma positiva también lo que le comunicamos.

ü Evita palabras negativas y despectivas. Esto ayuda al control de las emociones, como lo son el enojo, la frustración, el miedo, ya que cuando no hay control de ellas hacemos uso de palabras hirientes, autoritarias y poco respetuosas acompañados de expresiones o gestos que afectan a la relación.

ü Construye un vocabulario conscientemente de aquellas palabras que consideras que te pueden ayudar a comunicarte de forma positiva, como frases, afirmaciones, y palabras en las que te puedes apoyar para lograrlo y que puedas hacer uso de ellas de forma cotidiana.

ü Quita de tu vocabulario todas aquellas palabras, frases o pensamientos que juzguen o etiqueten a las personas.

Haz uso de la empatía, compasión, paciencia y respeto al tratar a las personas, sin importar, el tipo de relación, edad, género, apariencia, etc.Tratar a las personas como nos gustaría ser tratados nos permite ü estar conscientes para relacionarnos y comunicarnos de manera sana.



Un lenguaje positivo involucra la comunicación asertiva, lo que significa comunicarse de manera empática y precisa entendiendo la posición de la otra persona. También es de gran utilidad en momentos de conflicto, pues genera la vía para resolver el problema de forma calmada. Entre otras características que ayudan a tener buenas relaciones interpersonales y una vida positiva y agradable.


Para poder aplicar un lenguaje positivo en tu vida, te recomendamos aplicar empatía con quienes te rodeas, ser sincero pero sin herir a otros, evitar las etiquetas negativas hacia los demás, (las palabras tienen mucha fuerza y no sabemos a quién podemos afectar de manera negativa o positiva). Modifica tu estado de ánimo evitando la negatividad o palabras negativas, piensa antes de hablar.


El lenguaje positivo es una herramienta transformadora de actitudes y de personas. Desde el momento mismo de la crianza de nuestros parentales o cuidadores, hasta el momento en que llegamos al aula de clases, un lenguaje positivo constituye un mecanismo que refuerza nuestro proceso de aprendizaje, nos ayuda a adaptarnos e integrarnos a la sociedad, nos socializa.

Por ende, el uso de las palabras positivas contribuye a la resolución de diferencias individuales y colectivas, ayudando a la interacción de objetivos y metas comunes. Construye a una mejor persona y a una gran sociedad. Las palabras positivas son tan poderosas que te ayudan a tener una vida más feliz, y brinda tanta confianza que puede garantizar un exitoso futuro.

Atrévete, haz el cambio, vive y haz vivir a tus seres amados con felicidad bajo una relación familiar con confianza y buena comunicación.

Psic Edna Morteo





Si quieres una cita con la psicóloga Edna Morteo puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907


#crianzarespetuosa #actitud #optimismo #positividad #psicologia #lenguajepositivo #felicidad

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo