LA IMPORTANCIA DEL PRIMER AÑO DE VIDA DEL BEBÉ


Diversos autores, psicologos, analistas, médicos, han estudiado la relación madre-hijo mediante la  observación en diversas épocas o casos especificos de niños como Malher, o Brazelton, hay diversas teorias donde varian en lo estructurante o que es primario o constitutivo, asi como el orden de aparición cronológico, o incluso conceptuales al referirse a  estapas, fases o episodios, etc, sin embargo el factor común es el afecto, desarrollo y maduración del vínculo de los padres y el bebé.

Puede observarse a traves de la familia, la madre, el padre  y sus relaciones,  la maravillosa adaptabilidad,  la forma tan positiva en que los bebés se  adaptan a su medio, los impulsos de vida que apelan constantemente a intentar y  a descubir, como cuando se le observa ponerse en pie sin estimulación o ayuda de otra persona, o la imagen tan fantástica cuando el bebé se mira al espejo y acto seguido se toca sus manitas con la mirada puesta en  la imagen. Se observa a primera instancia si el niño tiene un fuerte soporte familiar o no, que si con fortuna va evolucionando, en vez de amueganarse puede ser una gran red de apoyo para él, asi como   benefactora, pues esta es afectuosa y nutritiva, en tanto al juego, el contacto, y en un futuro ayudara al proceso de  diferenciación.

Aspectos teóricos estapas psicosexuales

Etapa psicosexual. En esta edad del bebé, el instinto sexual, no se orienta hacia otras personas, encuentra su satisfacción en su propio cuerpo, en un institno autoerótico El niño no se sirve para la succión de un objeto exterior a el sino preferentemente de una parte de su cuerpo (no conoce ningun objeto sexual, es autoerótica) y su fin sexual se encuentra bajo el dominio de una zona erógena.

En este caso, la fase oral: Abarca los seis primeros meses del lactante, la boca es la zona apremiante y esta le procura al lactante no solo la satisfacción de alimentarse sino sobre todo el placer de chupar.