Muy bien, gracias. (una visión de la depresión y la ansiedad desde adentro)

Muy bien, gracias.

He estado aquí muchas veces, incluso podría decir que estoy familiarizada con esto, esta sensación, nada agradable por cierto. Ellas me conocen bien y a veces creo que yo a ellas, pero cuando menos lo espero me pueden sorprender con una nueva presentación. Puedo hablar de ellas por separado, por ejemplo iniciemos con la ansiedad: ella es muy celosa, posesiva, controladora, pueden ser ataques de pánico, de ansiedad, lo cual según mi experiencia no es lo mismo. Ha venido a mí como una linda dermatitis, bostezos, suspiros, migraña crónica, dolor de pecho, palpitaciones, rinitis, dolores de garganta, problemas estomacales, insomnio, sofocos, mareos, náuseas, miedos, fobias, problemas hormonales, obsesiones, compulsiones, entre otros, y déjame decirte que tiene una prima, la hipocondría, que si la ansiedad es controladora, ella le dice “quítate que ahí te voy”...es una clase de obsesión...pero no saben lo que es revisarte la temperatura cierta cantidad de veces porque ¡oh! no nos olvidamos del TOC como bien, otro síntoma de la ansiedad, en mi caso son 5 , o múltiplos de 5, a veces 3 porque la tercera es la vencida, y si estoy supersticiosa 7, porque el 7 es de buena suerte, ¿no? esto de repetir las cosas puede venir en cualquier momento, respirando profundo, levantándome de la cama, revisando que cerré bien la puerta, no vaya a ser que entre alguien en la noche, lavándome el cabello, (pero sólo a veces, hay temporadas que lo puedo controlar o que no es tan marcado). Creo que la hipocondría es de los síntomas y obsesiones más desagradables de la ansiedad, no a todos les pasa pero te consume, te desgasta, te agota, te hace sentir loca, nadie te cree, te hace tener miedo y tu mente lógica en ocasiones sabe que no es para tanto pero a su vez te hace creer que de verdad estás teniendo algo grave. La gente se cansa, se aburre de ti...Y volviendo a hablar de las obsesiones y compulsiones no me olvido de las ideas que se meten en mi cabeza y dan vueltas una y otra y otra vez...que me llevan a hacer cosas que no quiero, como estarme revisando ciertas partes del cuerpo por miedo, limpiar, doblar y desdoblar la ropa para que quede mejor, tener rutinas establecidas, o tener pensamientos recurrentes que no salen de tu cabeza. Hacer ciertas cosas ciertos días de la semana, etc.

Cuando estoy feliz, o cuando estoy triste vienen y arruinan todo, o asi lo veo yo la mayoría de las veces.

A veces siento que no soy yo, que estoy soñando, como cuando te privan del sueño o una extraña sensación de ebriedad...me siento como un robot, como que todo es mecánico...¡diablos! No puedo disfrutar ni los buenos momentos por tanta ansiedad que me provocan. Me enojo yo misma por no poder controlarlo, ¿por qué me he tratado tan mal? Tengo miedo a la muerte, pero también tengo miedo de vivir.

No puedo controlarlo, es muy poderoso, bueno a veces si, a veces no. No sé, es fuerte, como un oso, o como un león.

Cuando esto pasa usualmente después de tanta ansiedad tiene que venir una bajada, la depresión...o a veces vienen juntas, como amigas, pero ellas, no me incluyen, también es muy fuerte, ella sería como el León, o como un tornado, que arrastra todo por igual. Se lleva todo, yo trato de agarrarme pero es más fuerte.

Estoy con amigos, en el trabajo, con mi familia, y puedo sentirme bien, o vacía, puede variar, o incluso la puede desatar una cosa pequeña...no creas que todo el tiempo me la paso llorando y durmiendo como en las películas, aunque bueno, esta sería mi propia película.

Las terapias y los fármacos me ayudan, no sé si no he escogido la terapia adecuada o no se que es lo que ha pasado, a veces creo que hay algo malo en mí, el punto es que hay calma dentro de mi un tiempo, puedo encontrar lo que parece ser tranquilidad y el tan esperado camino hacia el “amor propio” y luego algo pasa que todo se vuelve oscuridad o turbulencia. A veces puede ser tan pequeña que apenas y se siente y otras veces es tan enorme que apenas y me encuentro.

Hay momentos que sí, si me apago, todo se apaga, dentro de mí, no sé explicarlo, hay calma, pero una calma que incomoda, que no me gusta, una calma que trae vacío, que me hace pensar que mi vida no tiene sentido y que sería mejor salir de aquí, escapar, no pienso en algo en específico tranquila, sólo es un pensamiento.




Cuando está aquí ya sea sola o acompañada todo es caos, yo soy caos, trato de empujarla pero ella me patea, intento escapar pero cuando no lo logro ella me trae de vuelta a su lado...las noches son terribles, es un vacío que no sabría explicarte, me hace odiarme a mí misma, me odio, me doy asco, nunca puedo lograr nada ¡maldita sea! ¿Por qué? Tardo dos o tres horas en dormirme, me muevo de un lado a otro, y vuelvo a llorar, tengo el corazón tan apachurrado, tan quebrado, tan roto que a estas alturas ya no sé cuál de todas las razones es la que me está lastimando. Me pongo a recordar cosas del pasado, pueden ser traumas, palabras, porque déjame decirte que si tú me dices una palabra hiriente, algún comentario que tú encuentras gracioso o sin importancia yo lo voy a adoptar y lo haré parte de mi y en estos momentos me lo repetiré una y otra vez...también suelo recordar acciones, o a personas que han sido malas conmigo, porque sí, hay personas malas, que junto a esto se han encargado de destruirme poco a poco; cuando veo mi reflejo en el espejo veo una persona que no me gusta, por dos cosas, físicamente y la otra, totalmente en contra, porque estoy siendo muy dura y tóxica conmigo misma. Me he lastimado, me alejo de personas, a veces me duele que no se como expresarle a las personas que amo, que las amo...cuándo la gente me pregunta qué me pasa cómo les digo que pasa de todo, ¿como les resumo todo esto? -¿Todo bien? -No, nada esta bien, me siento muy mal- ¡cómo voy a decir eso! Si después voy a tener que dar una larga explicación para recibir un “ánimo”, un “echale ganas” o hasta un “ay, que mal” por decir algunas cosas...y no quiero sonar egoísta como si quisiera recibir atención, me refiero a que no me quiero abrir en mi sentir a alguien que no le va a importar; no hablo con nadie sobre esto porque parece que nadie entiende, se les hace fácil o no sé si más bien complicado, te tiran de loca, de inmadura, de no poder con la vida, o porque simplemente me fatiga la idea de tener que acomodar mis pensamientos para expresar todo lo que ahorita estoy tratando de decir. No quiero sonar como una víctima, no quiero que me tengan lástima, solamente quiero que esto termine, quiero volver a estar bien, si lo llego a platicar con alguien a veces sólo quiero ser escuchada, y quizá uno que otro abrazo, muchas veces no quiero y/o no necesito que digas nada...

Ellas siempre están presentes, digamos que en poca cantidad o en períodos cortos, pero cuando se hospedan se que tengo que hacer cambios. Pero CON UN CARAJO, es tan complicado, no quiero parecer débil pero tienen pase VIP a mi cuerpo, a mi mente y a mis emociones.

A veces controlan mi vida, me controlan a mi, en periodos cortos, cuando ya no puedo, cuando me agoto, cuando es tanta la carga que no la puedo sostener yo sola.

Mis relaciones fracasan, me la paso comparándome porque la ansiedad así me lo ha enseñado, ¿que? ¿Que no debe ser así? Ven y díselo a ella, dile que deje de compararme con las chicas hermosas, de cuerpos perfectos, de vidas perfectas o como así lo ha marcado la sociedad. Y no, no estoy menospreciando mi vida, porque lo tengo todo, pero ahi, justo ahi, en ese vacío es donde se esconde. Cualquier cosa a veces por pequeña que sea me puede hacer sentir mal, me puede derrumbar, caigo facilmente y hay veces que para levantarme está muy cabrón.

A veces trato de hacerlas mis amigas, y reconocerlas como partes de mí que quieren ayudarme a mejorar y a hacer cambios, sobre todo a la ansiedad porque a la depresión no he sabido cómo acercarme, ni siquiera sé si se pueda hacer eso con ella...pero cuando estoy aquí es como si ellas fueran a una fiesta, donde la fiesta soy yo, pero es una fiesta en la que no quiero estar...

Y así es como vas creando una máscara social para no tener que responder todo esto.

¿Cómo estás?

Muy bien gracias, ¿y tu?



- Fernanda Ruiz






#ansiedad #depresion #vivircondepresion #vivirconansiedad

86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo