Muy bien, gracias. (una visión de la depresión y la ansiedad desde adentro)

Muy bien, gracias.

He estado aquí muchas veces, incluso podría decir que estoy familiarizada con esto, esta sensación, nada agradable por cierto. Ellas me conocen bien y a veces creo que yo a ellas, pero cuando menos lo espero me pueden sorprender con una nueva presentación. Puedo hablar de ellas por separado, por ejemplo iniciemos con la ansiedad: ella es muy celosa, posesiva, controladora, pueden ser ataques de pánico, de ansiedad, lo cual según mi experiencia no es lo mismo. Ha venido a mí como una linda dermatitis, bostezos, suspiros, migraña crónica, dolor de pecho, palpitaciones, rinitis, dolores de garganta, problemas estomacales, insomnio, sofocos, mareos, náuseas, miedos, fobias, problemas hormonales, obsesiones, compulsiones, entre otros, y déjame decirte que tiene una prima, la hipocondría, que si la ansiedad es controladora, ella le dice “quítate que ahí te voy”...es una clase de obsesión...pero no saben lo que es revisarte la temperatura cierta cantidad de veces porque ¡oh! no nos olvidamos del TOC como bien, otro síntoma de la ansiedad, en mi caso son 5 , o múltiplos de 5, a veces 3 porque la tercera es la vencida, y si estoy supersticiosa 7, porque el 7 es de buena suerte, ¿no? esto de repetir las cosas puede venir en cualquier momento, respirando profundo, levantándome de la cama, revisando que cerré bien la puerta, no vaya a ser que entre alguien en la noche, lavándome el cabello, (pero sólo a veces, hay temporadas que lo puedo controlar o que no es tan marcado). Creo que la hipocondría es de los síntomas y obsesiones más desagradables de la ansiedad, no a todos les pasa pero te consume, te desgasta, te agota, te hace sentir loca, nadie te cree, te hace tener miedo y tu mente lógica en ocasiones sabe que no es para tanto pero a su vez te hace creer que de verdad estás teniendo algo grave. La gente se cansa, se aburre de ti...Y volviendo a hablar de las obsesiones y compulsiones no me olvido de las ideas que se meten en mi cabeza y dan vueltas una y otra y otra vez...que me llevan a hacer cosas que no quiero, como estarme revisando ciertas partes del cuerpo por miedo, limpiar, doblar y desdoblar la ropa para que quede mejor, tener rutinas establecidas, o tener pensamientos recurrentes que no salen de tu cabeza. Hacer ciertas cosas ciertos días de la semana, etc.