top of page

Síndrome del emperador

Actualizado: 22 feb 2023

Un trastorno de conducta en niños y adolescentes


El Síndrome del Emperador o tirano es un trastorno de conducta que afecta a niños y adolescentes, en la que éstos acaban desafiando a los padres. Los niños presentan a menudo dificultades en su comportamiento; molestan, rompen las reglas del juego, se saltan las normas, desobedecen, se niegan a lo que se les solicita o les toca hacer, etc… todos estos problemas de comportamiento en menor o mayor medida son frecuentes en muchos niños.


Se define como niños tiranos, que tienen comportamientos agresivos, que provocan numerosas situaciones de conflicto en casa y provocan el enfado de los padres, sin límites, no son capaces de empatizar ni toleran bien la frustración. Niños que tienen poder sobre los padres y la dinámica del hogar; deciden, provocan, exigen y maltratan a los padres física, emocional y psicológicamente. así mismo estas acciones se pueden ver reflejadas en otros ambientes como el centro escolar y con otras personas, como la maestra y sus compañeros de clases.


En contextos profesionales, el Síndrome del Emperador recibe el nombre de Trastorno Negativista Desafiante.


Este trastorno se caracteriza por tener comportamientos negativos, hostiles y desafiantes, mínimo 6 meses. Tiene que presentar unos cuantos comportamientos de los siguientes:


❖ Berrinches o explosiones de ira muy a menudo

❖ Poco control de emociones, como enojo, felicidad, frustración, miedo, intolerancia, etc.

❖ Discutir con adultos.

❖ Desafiar activamente a los adultos o negarse a cumplir lo que se le pide.

❖ Molestar de forma voluntaria a otras personas.

❖ Acusar a otros de sus errores o mal comportamiento.

❖ A menudo es susceptible o se molesta fácilmente.

❖ Es colérico y resentido.

❖ Reaccione de forma rencorosa o vengativa a menudo.

❖ Provocaciones y alteraciones muy graves en su relación con los padres, los compañeros o amigos, del colegio y demás ámbitos.


Causas del síndrome del emperador


Cuando las familias se desviven por los hijos, para que estos tengan “lo mejor”, y no les falte nada o aquello que sus padres no han tenido. Se depositan en ellos todas las expectativas bajo la creencia de que dándoselo todo llegarán a ser aquello que sus padres no lograron ser. El hijo o la hija se convierte en el centro del “universo” familiar y, a largo plazo, adquiere un rol de superioridad respecto a los miembros de la familia que le dificulta la relación con los demás.


Las carencias educativas mencionadas, pueden hacer referencia a:


Un estilo de crianza permisivo, donde se sobreproteja al pequeño.

Discrepancia educativa entre los familiares. Es importante mantener una actitud educativa firme y llegar a normas comunes.

Cambios en la estructura familiar que llevan a proporcionar todos los caprichos al niño/a.

Ausencia de normas y límites claros y concisos.


Características de los niños con el Síndrome del Emperador


Son niños/as que manifiestan un carácter violento, gritan, insultan a los padres y logran controlarlos e imponer sus exigencias. Muestran un comportamiento agresivo (verbal y físico), conductas desafiantes y violación de normas y reglas.


Son inteligentes y rápidos en sus contestaciones y argumentos.


No acepta límites a su autonomía; discuten las normas y les cuesta adaptarse a las demandas de las situaciones.


Baja o nula tolerancia a la frustración y a la incomodidad. Cuando no obtiene lo que quiere se frustra y estalla.


Se creen con derecho a exigir y recibir, piden hasta el extremo de la exigencia. Tienen un sentido exagerado de lo que les corresponde.



Son egocéntricos, están muy centrados en sí mismos y se creen el centro del mundo. Exigen atención de todo su entorno.


Ausencia de empatía, no ven la manera en que su comportamiento afecta a los demás.


Baja autoestima, se sienten constantemente tristes o enfadados, o ansiosos.


Escasas habilidades para solucionar problemas.


No sienten culpa: Justifican sus conductas y culpan a los demás de sus conductas.


Acostumbrados a ser el “centro del universo”, se convierten en la persona más importante de la familia y lo que a priori podría considerarse como algo positivo, se convierte en algo negativo para él y para su entorno, pues a la larga, esto le causa un gran sufrimiento y frustración, ya que fuera del núcleo familiar la situación es muy diferente, ya no es el centro de todo. Esto, como señala el Psiquiatra Enric Armengou, puede producir situaciones psicopatológicas en la adolescencia como depresión, ansiedad, consumo de sustancias o dificultades para la adaptación, lo que se conoce como "Trastorno de la Conducta". Hechos que se producen cuando topan con la cruda realidad.


10 consejos en que te puedes apoyar para evitar el Síndrome del emperador:


1. Las reglas y límites claros y precisos son muy importantes en la educación de los niños. Explica al pequeño las razones de las mismas y el porqué es importante cumplirlas. Hay que acompañarlos hasta que sean respetadas y cumplidas.


2. Ambos padres deben de estar de acuerdo en las normas que se estipulan, las normas y límites deben ser llevadas de la misma manera, con las autoridades que son responsables de su cuidado, (papá, mamá, niñera, abuelos, tíos, maestros). Aún cuando los padres estén separados y el niño tenga 2 hogares.


3. No son necesarias las amenazas, los pequeños intentan llevarnos al límite, probaran lo que pueden o no pueden hacer. Las amenazas de castigo que luego no se cumplen, les enseña que pueden hacer lo que quieran. Mejor se firme y congruente con lo que esperas del niño.


4. Emplea los refuerzos positivos para gratificar sus buenas conductas, en lugar de los negativos para las malas. Prestar más atención a lo que hace bien en lugar de lo que no hacen o hacen mal. Agradecele su esfuerzo y buen trabajo.


5. Poner atención y dedicar tiempo para el desarrollo emocional y moral es fundamental, así como enseñar con el ejemplo. La educación emocional de este modo, desarrollará sus habilidades emocionales y sociales, y fortalecerá su autoestima.


6. Es importante explicar las consecuencias de determinadas acciones. No se trata de castigarle, pero debe aprender que las decisiones y las acciones tienen consecuencias, y que estas pueden ser positivas o negativas.


7. Fomenta la empatía. Hablar acerca del tema sucedido y hacerle tomar en cuenta las emociones de las personas afectadas con sus acciones, buscando una solución, en lugar de un culpable. Explícale tu punto de vista y como te sientes al respecto, ayudándole a darse cuenta que las emociones de todos son importantes, al igual que las personas. Evita juzgar a su persona, haz referencia de su conducta.


8. Desarrolla su autonomía, ofreciéndoles responsabilidades acordes a su edad. No le recargues de responsabilidades, dales aquellas que pueda cumplir, sin sobreprotegerlo. (Existen tablas donde vienen que actividades pueden hacer de acuerdo a su edad).. Que se sienta parte de un equipo, de una familia. Esto le da sentido de pertenencia.


9. No le sobreprotejas, deja que afronte sus frustraciones y que aprenda a desenvolverse.


10.Sirve de ejemplo. No actúes de forma intolerante. No grites, no pegues, evita cualquier tipo de violencia, mejor haz uso de la paciencia y tolerancia, es un proceso que lleva tiempo para el cambio o desarrollo de una buena educación.


Los profesionales de la psicología, la psicopedagogía y la salud mental están de acuerdo en que es imprescindible fraguar unos sólidos cimientos en la educación de los niños. Para educar a futuros niños, adolescentes y adultos sanos, libres y responsables, es preciso no renunciar a poner límites claros, permitir a los niños experimentar cierto grado de frustración para que puedan comprender que el mundo no gira en torno a su ego, y para inculcarles poco a poco la cultura del esfuerzo y el respeto hacia las demás personas. Solo así podrán tolerar la frustración, se comprometerán con sus objetivos y se esforzarán por alcanzar sus metas, tomando consciencia del valor de las cosas.


Si quieres una cita con la Psicóloga Edna Morteo puedes escribirnos haciendo click en este enlace: https://bit.ly/psicologoTranspersonalPlaya Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en playa del carmen México y en linea a cualquier país de habla hispana

984-804-5907





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page