Colesterol y su impacto en la salud:

El colesterol es una sustancia grasa necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo, este se produce en el hígado y también es obtenido por el consumo de alimentos. El colesterol puede ser transportado por dos tipos de moléculas (lipoproteínas) las cuales son el LDL y HDL, la primera se encarga de transportar el colesterol a las células del cuerpo mientras que la segunda lo transporta al hígado para poder eliminarlo.


Los niveles elevados de colesterol en sangre (hipercolesterolemia) especialmente hablando del LDL, es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares como el accidente vascular cerebral, hipertensión, insuficiencia cardíaca, entre otras, debido a que si se mantiene una cantidad elevada circulando en sangre, estas pueden adherirse a las paredes de las arterias ocasionando el estrechamiento y originando la ateroesclerosis, junto con el riesgo de sufrir un ictus o infacto al miocardio.


Su detección es mediante exámenes sanguíneos, de ahí proviene la importancia de revisiones anuales completas con el médico de cabecera, si los resultados de colesterol son mayores a 200 mg/dl se deben realizar modificaciones en el estilo de vida para poder reducir estos valores hasta los limites normales.


La alimentación constituye un elemento fundamental ya que los objetivos terapéuticos se centran normalizar los niveles en sangre junto con el logro de un peso corporal adecuado, adicional a la alimentación el ingreso de ejercicio físico también es vital para el tratamiento.

El tratamiento se basa en la disminución de calorias consumidas mediante grasas saturadas, trans y colesterol, aumentando grasas mono y poliinsaturadas (aceite de oliva) junto con alimentos ricos en omega 3 y 6 (pescado, aceite de pescado, salmón, nueces), antioxidantes (té, arándanos, chocolate amargo, cebolla, manzana, uvas), consumo adecuado de fibra (cereales integrales, tubérculos, leguminosas) , verduras, frutas que aporten vitaminas y minerales, balance entre proteína animal y vegetal, limitar productos procesados y tabaco, junto con ejercicio físico.


El colesterol es una grasa vital pero debido a la falta de educación nutricional, los hábitos alimenticios pueden ser deficientes en cuanto ingreso de alimentos correctos y es mayor la prevalencia de alimentos procesados o comida chatarra, establecer una mejoría de hábitos a largo plazo es lo ideal para la persona de sufre de hipercolesterolemia, debido a que su avance constituye a un riesgo para la vida en si, el cambio puede ser paulatino pero dependerá de la gravedad de la enfermedad para saber que tan rigurosas serán las especificaciones en el tratamiento nutricional.



Si quieres una cita con la nutrióloga Wendy Tuyub puedes escribirnos haciendo click en este enlace: https://bit.ly/NutriologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907


















#colesterol

#nutrición

#grasas

#hipertension

#cardiovasuclar

#LDL

#HDL

#ictus

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo