El dolor invisible de la mudanza


Cuando uno se muda tiene en mente que es para mejorar las condiciones de vida económicas, o de desarrollo social. Buscamos mejores empleos y mayores remuneraciones, lugares más tranquilos y con un ambiente más saludable (lejos de contaminación, menos peligros); cerca de la familia o de lugares con mejores servicios como trasporte o vivienda. Siempre buscamos que al lado de nosotros nuestras familias gocen de una mayor calidad de vida.

Sin embargo lo que para nosotros puede ser un respiro o una gran oportunidad, un evento cúspide en nuestra vida; tal vez lo vivan de diferente forma nuestros hijos.

Para muchos niños la mudanza significa el vivir una serie de pérdidas de Vínculos (son los sentimientos que se tienen por otras personas, el placer de tenerlos cerca) que trae consigo una mudanza convirtiéndolo en un evento doloroso a diferencia de cómo sus padres podrían estarlo viviendo. Jhon Bowlby (Psicólogo estudioso del a