Importancia de hablar de sexualidad con los adolescentes

De acuerdo con un estudio reciente de INEGI (2017) con datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014, en México, la edad mediana de la primera relación sexual de las mujeres en edad fértil para 2014 fue de 17.6 años. En cambio, según la misma encuesta en 2009 se señalaba una edad mediana de 19 años en el mismo grupo de mujeres, lo que significa una reducción en la edad de inicio de la vida sexual.

El tema de la sexualidad varía dependiendo de cada cultura, pero uno de los derechos humanos más importantes de la infancia es el sentir que su cuerpo les pertenece, aprender a cuidarlo, conocerlo y quererlo; a vivir de acuerdo a sus necesidades y no exponerles a contenidos o prácticas inapropiadas. Las niñas y los niños tienen derecho a recibir la formación necesaria para su desarrollo sexual saludable, lo que definitivamente hará más fácil enfrentar los cambios que siguen en la pubertad y adolescencia. La educación integral en sexualidad es importante en todas las etapas de la vida incluyendo la infancia, (por supuesto, tomando en cuenta la edad es la información que se le proporcionará), pues además contribuye a la prevención del abuso sexual.

Por los cambios de maduración sexual es muy probable que los y las adolescentes tengan contactos sexuales. Por ello, lo más adecuado es que cuando lo hagan cuenten con la formación necesaria que les permita tener prácticas seguras y con responsabilidad.

Recordemos que, sin importar el contexto en el que se desenvuelvan las y los adolescentes, una de las constantes en esta etapa son los cambios de maduración sexual (en lo físico, psicológico y social) que pueden llevar o no, al inicio de la vida sexual activa, es decir, tener encuentros sexuales con otras personas. A diferencia de la niñez, en la adolescencia, los cambios hormonales generan una mayor atención en las sensaciones físicas, ya sean resultado de una experiencia erótica individual o del contacto con otras personas. Así que, se les hable o no acerca de la sexualidad, es muy probable que los contactos sexuales se presenten sin que como adultos, ustedes lo puedan evitar. Por ello, lo más adecuado es que cuando lo hagan, las y los adolescentes cuenten con la formación necesaria que les permita tener prácticas seguras y con responsabilidad.

Si durante la adolescencia hay altas probabilidades de que se inicien las relaciones sexuales, la educación e información sobre sexualidad es necesaria pues contribuye a disminuir las prácticas de riesgo que se reproducen por la tendencia a la temeridad en esa etapa de la vida.

El inicio de la vida sexual por sí mismo no es una práctica de riesgo, siempre que sea una decisión libre, consciente e informada. Sin embargo, esto no siempre ocurre así, generando el riesgo de un embarazo no planeado y/o no deseado. Y, dependiendo del tipo de contexto social, este inicio de la vida sexual activa puede ser alentado por las diferentes redes sociales de las personas y las ideas del sistema sexo-género, provocando que, en ocasiones, más que un evento de tipo personal se convierta en un evento de tipo social que debe de cumplirse para pertenecer a un grupo social, para tener un valor más elevado dentro de éste o para acceder a ciertos derechos.

A mayor información adecuada que tengan los adolescentes, mayor tiempo se posponen las relaciones sexuales.

De acuerdo con las investigaciones especializadas, las y los adolescentes que tienen mayor comunicación con sus madres y padres acerca de la sexualidad tienden a posponer el inicio de las relaciones sexuales, a tener menos parejas, o a utilizar condón y otros métodos anticonceptivos cuando deciden iniciar la actividad sexual con su pareja.

Es normal que cuando se decide tener esta platica con nuestros hijos adolescentes, se pueda sentir, vergüenza, timidez, incomodidad, miedo e inseguridad, sin embargo, no debemos permitir que estas emociones se interpongan en permitirnos tener una comunicación asertiva con ellos.

Te dejo estos TIPS que te pueden servir para que esta plática sea más exitosa:


INFORMATE: Todos los y niños y adolescentes tienen dudas de acuerdo a lo que escuchan, ven o sienten, es muy importante que consideres la edad que tiene, pues depende de esta, que y como le das información.

Por otra parte, también es importante que cuando te pregunten investigues donde lo vió o escuchó, para que conozcas el contexto de su duda, esto te ayudará mucho a conocer más de él o ella, y saber qué información podrás ofrecerle.

Si no tienes la respuesta es mil veces mejor que le digas que en otra ocasión le podrás dar una respuesta a su duda y te tomes el tiempo a recopilar información certera, a darle una respuesta incorrecta por salir del paso. Recuerda que toda información dada, es muy importante para su futuro.



RELÁJATE: Algo que puede ayudar a relajarse y no sentirse inseguro es recordar que la propia experiencia corporal y de crecimiento de las y los adolescentes les lleva a tener una idea de lo que significa la intimidad y el pudor, y generalmente necesitan sus propios espacios o momentos, por lo que como madres o padres deben confiar en que ellas/os dirán qué necesitan saber realmente.



APROVECHA COSAS DE SU INTERÉS: Cotidianamente, se tienen muchas oportunidades de abordar estos temas con ellas/os, como cuando ven un programa de televisión, un comercial sobre el cuerpo de las mujeres o cuando hablan de cantantes. Todos los días se presentan estas excelentes oportunidades para que la plática sea más fácil y fluida.



GENERAR ACTITUDES POSITIVAS ABRE LA COMUNICACIÓN: Más allá de la vergüenza, existen otras razones por las cuales las y los adolescentes dejan de acercarse a su madre o padre para preguntarle o decirle lo que les ocurre; entre ellas se encuentran las actitudes. Las actitudes de una persona son negativas cuando algo le desagrada o no está de acuerdo y positivas, cuando algo sí le gusta y le parece adecuado o correcto. Las actitudes se reflejan no solo en la información que la persona da, sino en las expresiones que utiliza, que a veces no concuerdan con lo que se dice o expresa corporalmente.



CONECTA CON TU HIJ@ HACIENDO EMPATÍA: Evitar juzgar o hacer comentarios inadecuados genera confianza, recuerda que está aprendiendo. Haga a un lado o dé menos importancia los pensamientos y necesidades propias. Conectar con los pensamientos, sentimientos y necesidades de su hija o hijo adolescente, puede ayudar a abordar esos temas que generalmente pueden ser difíciles de platicar. Aprovecha esta oportunidad para fortalecer su Autoestima, generando en ellos el respeto, el valor y el amor propio.



CUIDAR LAS EXPRESIONES NO VERBALES: Estas incluyen los gestos de la cara (sonreír, alzar las cejas, fruncir el ceño y otras) los gestos de sus manos (manotear, ocultar las manos, frotarlas), su postura corporal (alejada, cercana, de espaldas), su mirada (confiada, evasiva, demasiado fija, etcétera.), el tono de voz que utiliza (bajo, fuerte, a gritos, rápido o lento) y otro tipo de señales como el reírse, si toca a la otra persona o evita el contacto. Te sugiero que sea una postura relajada en un lugar donde se sienta cómodo, con un tono de voz empático y comprensivo, haciendo contacto visual en momentos de apertura emocional personal sobretodo. Y muy importante, ESCUCHAR.



CONGRUENCIA EN LO QUE SE EXPRESA VERBAL Y NO VERBAL: La falta de congruencia entre lo que se dice y las expresiones no verbales puede hacer que tu hija o hijo adolescente no sienta confianza de hablar contigo. Por ejemplo, cuando una madre le dice a su hija adolescente “Hija, confía en mí; conmigo puedes hablar de todas tus dudas y experiencias acerca de tu cuerpo y tu sexualidad”, y se lo ha dicho con mucha seriedad, con el ceño fruncido, con los brazos cruzados, agachándose y sin mirarla a los ojos. Evidentemente esta invitación verbal de la madre no es coherente con esas expresiones no verbales que denotan desconfianza, enojo o hasta temor de la madre para abordar ese tema.



BUSCA AYUDA DE UN PROFESIONAL: Si de plano no te sientes capacitado de hablar del tema, NO TE PREOCUPES!! Busca ayuda de un profesional de la salud; quien puede ayudarte a capacitarte para lograr entablar estas pláticas con tus hijos o pueden ser las personas ideales para apoyar a la familia en con este tema.


En Transpersonal tenemos Talleres para adolescentes y podemos apoyarte de forma individual o grupal.





Si quieres una cita con la psicoterapeuta Edna Morteo puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907



#adolescentes #sexualidad #paternidad #sexualidadyadolescentes #tallerparapadres #padresehijos



9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Psicoterapia Transpersonal

​© 2020 TRANSPERSONALPLAYA.COM

 

984-8045-907