Sexualidad en la pareja

Hoy en día hablar de sexualidad es mucho más común y las parejas están mucho más abiertas a ello. Sin embargo aún existen muchas barreras como la vergüenza, la falta de comunicación, los prejuicios, los estereotipos, etc. Mismas que no permiten que las parejas puedan vivir plenamente su sexualidad y por lo tanto generen falsas ideas sobre el otro, generen frustración a causa de la idealización de la vida sexual, que dejen “cabos sueltos” que generan conflictos que van a afectar su vida sexual.


Primero que nada, la mayoría entiende y resume la sexualidad en la pareja al acto sexual; lamentablemente caemos en este reduccionismo derivado de la carente educación de la sexualidad, las ideas que traemos desde nuestra familia de origen respecto a la sexualidad, nuestras propias inseguridades y sobre todo la mala o nula comunicación.

En general la comunicación es un aspecto fundamental y a pesar de ello, no solemos comunicarnos efectivamente; aunado a esto, comunicar nuestros deseos, miedos, inseguridades respecto a la sexualidad genera ansiedad y muchos conflicto por lo que el “otro” puede llegar a pensar de nosotros, si lo califica como algo bueno o malo o si la “impresión” que tiene de mi puede cambiar.

Vivimos con la idea que hombres y mujeres somos de planetas distintos y por eso no nos podemos entender ni comunicar y, por lo tanto no entiendo ni presto atención a ese mundo raro que me representa el otro. No se trata de limitarnos a conocer a mi pareja en “la cama”; si no, entender que le pasa a mi pareja, cuales son sus preocupaciones, sus expectativas, sus miedos, sus insegu