top of page

Antojos y alimentos hiperpalatables

Actualizado: 12 dic 2022

La intensa necesidad de comer cierto alimento de forma inmediata es algo normal. Aunque solemos pensar en los antojos de forma negativa ya que es común asociarlos solo con el consumo de alimentos hiperpalatables (aquellos alimentos procesados ricos en azúcares, grasas y sodio que suelen ser de fácil digestión) y la culpa que suele acompañar su consumo.

La realidad es que se nos puede antojar cualquier tipo de alimento y los factores que pueden influir en ello son varios: la publicidad de la industria alimentaria, el estrés, el sueño, cambios hormonales, medicamentos, mensajes cerebrales, hábitos y acceso a alimentos. El consumo ocasional de alimentos hiperpalatables no debe de ser un problema, más bien como no son alimentos tan nutritivos habría que asegurarse que el consumo de estos no sea tan frecuente como para desplazar a otros alimentos que sean importantes para lograr una dieta completa, nutritiva y balanceada.


Si los antojos por productos hiperpalatables son muy frecuentes y buscas disminuirlos te dejo algunos tips:


1. Valora si tu alimentación es completa y balanceada. Procura que tus comidas contengan suficiente proteína y fibra, ya que suelen ser elementos que nos dan saciedad.


2. Evita ayunos prolongados. Valora el número de comidas que haces al día. Para algunas personas es conveniente comer varias comidas nutritivas al día (cada 3-4 hrs) también ayudará a que te sientas sacio por más tiempo.


3. Prioriza el consumo de snacks nutritivos sobre productos hiperpalatables. Recuerda que la frecuencia es la clave. Algunos estudios han demostrado que el consumo frecuente de alimentos hiperpalatables pueden alterar nuestro sistema de recompensa en el cerebro y alterar nuestra sensación de hambre/saciedad. Una buena opción sería preferir snacks nutritivos como fruta, semillas, verdura o yogurt.


4. Evita restringirte. Muchas veces nos restringimos alimentos o productos a tal grado que los terminamos deseando más. Recuerda que la frecuencia es la clave y que no existen alimentos prohibidos.


5. Practica el mindfulness. Ser más consciente en cada tiempo de comida nos ayuda a realizar mejores elecciones alimentarias. Cuando tengas antojo de un alimento pregúntate qué necesita tu cuerpo en ese momento y dale lo que necesita.


Si quieres una cita con la nutrióloga Mercedes Laso puedes escribirnos haciendo click en este enlace: https://bit.ly/NutriologoTranspersonalPlaya Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana. 984-804-5907





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page