Cómo lograr control corporal en el niño


Freno inhibitorio

El freno inhibitorio es un concepto que se trabaja en el ámbito de la psicomotricidad. Puede definirse como la habilidad de una persona para detenerse, adecuar e inhibir los propios movimientos y acciones de acuerdo a lo requerido por el contexto o por sí mismo y que se logra gracias a la madurez de elementos neurológicos, fisiológicos, tónico-emocionales-afectivos, elementos socio-culturales/familiares-educativos y elementos cognitivos; de manera integral.

En la sala de psicomotricidad se trabaja con los niños, juegos donde la consigna es: debo quedarme quieto como una estatua o nos congelados ante el sonido que realiza la terapeuta, en algunos casos el cuerpo de algunos de esos niños sigue en movimiento por unos segundos, se le dificulta poder regular, controlar y ajustar su cuerpo y esto también le dificultara en diferentes situaciones que exige el medio en otros contextos. Es aquí, donde hablamos del freno inhibitorio.

¿Cuáles son los factores que determinaran la adquisición del control del freno inhibitorio?

  • Neurológicos y fisiológicos:el Sistema Nervioso es el encargado de movimiento

  • Control postural:es poder adaptar o adecuar la postura del cuerpo a diferentes actividades y el poder mantenerla durante un cierto período de tiempo.

  • Equilibrio:es poder mantener una postura sin caernos.

  • Coordinación: es el poder mover conjuntamente y de manera armoniosa diferentes segmentos corporales.

  • El tono muscular:es el estado de tensión del cuerpo, de acuerdo al nivel de tono muscular, es lo que determinara la capacidad de frenar en el momento que se requiera, y adecuarse a esa acción determinada, se podrá frenar. Puede suceder en niños que presentan un tono muscular alto (hipertonía) o tono muscular bajo (hipotonía) se les dificulta la acción de frenar, de adecuar es misma acción al contexto, impidiendo el control de su freno inhibitorio.

  • El área cognitiva:como son los dispositivos de atención, concentración y memoria que forman parte del proceso motriz.

  • Esquema corporal:es imprescindible conocer las partes de nuestro cuerpo y tener el dominio sobre él.

  • Percepción espacial:poder percibir, posiciones, las orientaciones, las distancias, las medidas, los movimientos y las formas de todo lo que compone el contexto, y por ende poder manejarlos y apropiarse de es una habilidad que posibilitara la adquisición del freno inhibitorio.

  • Percepción temporal:el poder manejar la velocidad, duración, sucesión, continuidad, alternancia, simultaneidad, etc., son imprescindibles para el control corporal.

¿Cuándo podemos empezar a hablar del freno inhibitorio en el niño?

A los 2 años se empieza a desarrollar en el niño el freno inhibitorio, y es a los 3 años donde empieza a regular la amplitud de sus movimientos, hay un mayor equilibrio en sus movimientos, la adquisición progresiva de la independencia de los diferentes segmentos. Todo esto, permite mayor exactitud de movimientos coordinados, posibilitando la aparición de gestos más diferenciados y al perfeccionamiento de la coordinación óculo-manual.

#Psicomotricidad #niñosymovimiento #niños #Niñosfelices #controldeimpulsos

Psicoterapia Transpersonal

​© 2020 TRANSPERSONALPLAYA.COM

 

984-8045-907