¿Existen los padres perfectos?


Algo que conviene asumir es que no existen los padres perfectos. Así de desilusionante es, al mismo tiempo que consolador. El ser humano no es perfecto. Por tanto, no hay padres perfectos. Otra cosa es intentar ser lo mejor de lo posible. Por lo menos, transitar por ese camino, y admitir que, a veces, se falla, pero siempre se puede volver a intentar una mejora, aunque estemos en el momento, en el día, en el mes siguiente. El niño con el que salen los padres del hospital en el que nacen es absolutamente dependiente de ellos. Necesita ser alimentado, está cubierto, que se le limpie, cuidarle sus enfermedades,en sus primeros pasos, atender a su educación. Todo esto debe hacerse en un ambiente cálido y amoroso, proporcionado por la atención individualizada de los padres. El bebé va creciendo,distingue las figuras, identifica la madre que le alimenta, persigue su rostro que aparece y desaparece sobre su cuna. Y vuelve aparecer de nuevo, mitigando un tanto el primero y principal miedo del niño: el temor al abandono. En su crecimiento, el niño se expande: descubre su entorno, experimentar nuevas sensaciones, gatea por el pasillo, destripa juguetes, se sube al sillón, mete la mano en el puré. Ahí está la madre, el padre también,

pero sobretodo la madre en los primeros años, para decir no, para saber cuándo va a poner límites, porque es necesario contener al niño.

Texto tomado del libro decir no a los hijos de Ma. Ángeles Juez

#niños #guiaparapadres #parenting #padresehijos #limites #berrinches #padres #psicologíainfantil #conducta

Psicoterapia Transpersonal

​© 2020 TRANSPERSONALPLAYA.COM

 

984-8045-907