Francotiradores


Tal vez en tu escuela, en tu trabajo, … o ¿por qué no? en tu familia, conoces a alguien que…

Siempre busca el momento menos oportuno para hacer un comentario incriminatorio, cuando menos lo esperas siempre te reclama o te echa en cara algún tema que ya habías olvidado y te hace responsable de este, exactamente en el momento menos oportuno (para ti). Estos comentarios o errores (simpáticos lapsus), en los cuales sus labios no logran contener verdades o frases tan desatinadas, semejan a tiros con un rifle de largo alcance que van directamente a la cabeza, con un tirador que busca cazar el momento exacto de disparar desde una posición lejana segura y sobre todo oculta.

Contra un ataque sorpresivo y tan quirúrgico es muy difícil poder defenderse ya que jamás lo esperas por lo tanto te agarra con la guardia baja y para cuando te das cuenta ya has recibido toda la agresión.


A este tipo de personas les llamamos francotiradores.

Su forma para mantener el control y para moverse dentro de la familia o cualquier otro grupo muchas veces consiste en lanzar un ataque preventivo, o bien para mantener su posición dentro del grupo (de superioridad) o para desviar la atención ante una posible amenaza

Tal vez lo más difícil es identificar quienes son los francotiradores pues también se caracterizan en varias ocasiones por tirar fuego amigo y solo atacar eventualmente.


Lo mejor siempre es evitar los escenarios de agresión psicológica, sin embargo, cuando es imposible o como en el caso de los francotiradores, difícil de identificar, lo primero que hay que hacer para protegerse, es identificarlos.

Una vez identificados, reducir el tiempo de reacción, muchas veces es conveniente dar una respuesta, aunque no sea la mas adecuada a quedar simplemente callado. Las respuestas siempre deben establecerse de una manera amable, afectuosa e incluso desde el buen humor, y tener en cuenta que entre mas ingeniosa y asertiva sea, el efecto para frenar al francotirador será mejor.


Un “Uy me descubriste” o deliberadamente acercarte abrazarlo y decir “no te había saludado”; antes de que hable, puede funcionar.

En una platica o conferencia anticiparse a cualquier situación incomoda causada por una intervención maliciosa o una divergencia teórica genuina puede ser muy útil. Podemos decir que nos encantaría debatir y contestar preguntas y lo realizaremos al final o en el receso, de forma de programar y evitar las sorpresas, sobre todo cuando se esta llevando a cabo la presentación.


En familia, poder prefabricar una frase y utilizarla, sobre todo cuando los ataques ya son periódicos; puede ser útil en vez de negarlo y caer en una lucha por demostrar la inocencia. -“Hay mamá nos has exhibido nuevamente … ¡qué dirán de nosotros los Lecumberri! “-

En otras ocasiones el aceptar premeditadamente y de forma anticipada la reprimenda puede ser útil. Padre ya se que me he equivocado y espero tu regaño.

Muchas ocasiones podemos simplemente apartarnos de los ambientes “TOXICOS” pero en ocasiones como en la familia o en el trabajo tenemos que aprender a sobrevivir y convivir, buscando llevar relaciones lo más sanas posibles; de ahí la importancia a aprender a lidiar con francotiradores cuando tenemos a uno cerca o estamos rodeados por ellos.












Si quieres una cita con el psicoterapeuta Carlos Pasos puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.


984-804-5907









#familia

#gruposocial

#ataques

#psicologia

#toxico

#comentario

#agresivo

#identificacion

#proteccion


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo