Mi hijo me dice que no para todo

Es muy común que los niños lleguen una etapa en la cual digan a todo que no. Así que si tu niño está en esa etapa tal vez te interesa saber lo siguiente.

Desde muy pequeños más o menos después del año de edad y algunos meses, los niños comienzan a formular el lenguaje y una de las primeras palabras más cargadas de significado para ellos es el “no” con todo el poder que les da. Para que te des cuenta de que tan importante es… te cuento que el primer movimiento que hacen los niños para negarse tomar el pecho ”Es mover la cabeza de un lado a otro” posteriormente nosotros le damos el significado de “no” O de “negación” y hasta la edad adulta cuando alguien mueve la cara de un lado a otro, sabemos que nos está diciendo “no“. Cuando el niño llega a una edad entre los cuatro y cinco años, comienza a utilizar “el no" para poner sus primeros límites también pero también será la forma de poder diferenciarse de sus padres y otros adultos teniendo una decisión propia. Conforme vaya creciendo y llegue la edad preescolar empezara a decir no de forma más continua. El ya va a quiere escoger su ropa, sus cosas, tomar sus decisiones y va a entonar el no como una muestra de autonomía. Será su herramienta para hacer las cosas por sí mismo y negarte la participación y así ganar autonomía.



Aunque a nosotros nos debería llenar de satisfacción el saber que nuestro hijo se vuelve cada vez más independiente y se está desarrollando, muchas veces el tener a una persona que piensa diferente a ti o que busca decirte que no por mostrarse autónomo todo el tiempo, llega a molestar bastante y a sacar de además sus casillas a cualquiera; por eso es que debes tener en cuenta los siguientes puntos.

Comienza por darle las alternativas en vez de imponer. Deja que


él puede escoger entre dos opciones o tal vez tres el color de la ropa que va a llevar o a el sabor del helado. Deja que tome pequeñas decisiones que lo hagan sentir empoderado y que le hagan tener la sensación de control.

- Procura realizar preguntas con respuestas abiertas, de esa forma no serán preguntas que pueda contestar con un sí o por uno y estás lo obligarán a pensar que va a contestar

Recuerda formar hábitos antes que poner reglas: es mucho más fácil cuando los niños saben cuál es el orden de las cosas y qué es lo que tienen que hacer, así como que resultado se espera. Ellos lo verán como algo natural y no una imposición.


- También tú debes aprender a cambiar. No decir NO a todo: si es una costumbre el utilizar el no para todo “No juegues aquí, no hagas esto, no vengas, no te quedes ahí viendo,” va a ser muy difícil que él aprenda a contestar de una forma diferente. Constantemente te estará contestando con un “no” así como tú lo haces. Tenemos que aprender a decirle a los niños que esperamos de ellos, que el negarles lo que quieren hacer o aprender a decirles qué opciones tienen; ejemplo “no puedes jugar al balón aquí adentro pero sí puedes salir”. Así ellos también aprenden a dar otras puestas que no sea un solo y seco no.

De la misma forma que queremos que ellos sigan las rutinas y hagan caso También nosotros debemos respetar sus propias rutinas. Si nosotros no les damos su espacio ellos van a buscar poner un límite y nos van a contestar con un “no". Si ellos ya tienen claro su tiempo de juego, ya tienen claro qué actividades van a realizar y las hacen de manera cotidiana. Nosotros también debemos aprender a respetar esos tiempos. Al menos que nos arriesgamos a que él nos dé una negativa.

Recuerda también que parte de que no esté irritable tu hijo, tiene que ver con la hora que se va a dormir y la hora a la que come así como de qué tan cansado se encuentra. Y respeta si esos horarios y necesidades.


Muchas veces él te va a decir que no por mucha, muchas razones porque tienen hambre, porque está de malas, porque no ha dormido, porque en ese momento estaba jugando y estaba muy entretenido, porque él quiere escoger su propia ropa, porque él quiere sentir que pueda hacer las cosas por sí sólo… entonces no te lo tomes personal piensa un poco en cómo él se está sintiendo y busca dialogar. Esa es la mejor receta pregúntale porque no y respeta a sus decisiones cuando éstas no impliquen riesgo, pero si impliquen un desarrollo.



Si quieres una cita con el psicólog infantil Carlos Pasos puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907



#niñosrebeldes #mihijodicenoatodo #berrinches #niñosdesobedientes #niñosyberrinches



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo