Sexualidad en la pareja


Hoy en día hablar de sexualidad es mucho más común y las parejas están mucho más abiertas a ello. Sin embargo aún existen muchas barreras como la vergüenza, la falta de comunicación, los prejuicios, los estereotipos, etc. Mismas que no permiten que las parejas puedan vivir plenamente su sexualidad y por lo tanto generen falsas ideas sobre el otro, generen frustración a causa de la idealización de la vida sexual, que dejen “cabos sueltos” que generan conflictos que van a afectar su vida sexual.

Primero que nada, la mayoría entiende y resume la sexualidad en la pareja al acto sexual; lamentablement

e caemos en este reduccionismo derivado de la carente educación de la sexualidad, las ideas que traemos desde nuestra familia de origen respecto a la sexualidad, nuestras propias inseguridades y sobre todo la mala o nula comunicación.

En general la comunicación es un aspecto fundamental y a pesar de ello, no solemos comunicarnos efectivamente; aunado a esto, comunicar nuestros deseos, miedos, inseguridades respecto a la sexualidad genera ansiedad y muchos conflicto por lo que el “otro” puede llegar a pensar de nosotros, si lo califica como algo bueno o malo o si la “impresión” que tiene de mi puede cambiar.

Vivimos con la idea que hombres y mujeres somos de planetas distintos y por eso no nos podemos entender ni comunicar y, por lo tanto no entiendo ni presto atención a ese mundo raro que me representa el otro. No se trata de limitarnos a conocer a mi pareja en “la cama”; si no, entender que le pasa a mi pareja, cuales son sus preocupaciones, sus expectativas, sus miedos, sus inseguridades, sus deseos, sus fantasías y así también conocer las propias.

La empatía también juega un papel muy importante, si me pongo en los zapatos del otro, podré comprender como se siente o la situación por la que esta atravesando el otro en situaciones como el embarazo, alguna infección, problemas de salud, etc.

Debemos de comprender que así como cada ser humano es distinto, también lo es cada pareja y lo que a una le funciona a otra no.

Es sumamente importante entender que:

  • No podemos generalizar, ni reducir la sexualidad las relaciones sexuales.

  • Cada persona tiene un deseo sexual diferente: no todos tenemos las mismas “ganas” ( apetito sexual)

  • Si mi pareja se masturba no es porque yo no le guste o yo no le sea suficiente

  • El juego sexual es importante y nos ayuda a fortalecer vínculos; así como a estimular nuestra imaginación.

  • Hacer partícipe a mi pareja de mis fantasías sexuales nos permitirá experimentar nuevas experiencias.

  • Platicar de lo que me gusta que mi pareja haga o no, nos permitirá conocernos mejor.

  • Hacer acuerdos es importante y de igual forma respetarlos si se va a incluir alguna práctica sexual.

  • Conocer los procesos biológicos de cada uno (menstruación, embarazo, parto, infecciones, disfunciones, menopausia, andropausia, etc) me permitirá entender a mi pareja y ser más empático.

Si tomamos en cuenta los puntos anteriores hablar de sexualidad será con mi pareja será mucho más sencillo, los vínculos serán más sanos y más fuerte y por ende tendrá un impacto en nuestro vida sexual.

Atrévete a conocer, explorar, disfrutar y entender a tu pareja en todos los aspectos; disfrutenSE, amenSE, gosenSE, conozcanSE.

#sexualidad #problemasdepareja #relacionesdepareja #sexologo #sexología #sexo #comosalvarlarelacióndepareja #pareja #relacióndepareja

Psicoterapia Transpersonal

​© 2020 TRANSPERSONALPLAYA.COM

 

984-8045-907