top of page

Divorcio en familias de hijos con discapacidad

Cuando la pareja espera concebir un hijo los deseos las expectativas y planes muchas veces llegan a estar tal altos y abundantes que vuelan lejos de la realidad. Y podríamos decir que se sobre romantiza la experiencia, sin embargo, no siempre el nacimiento del bebe es el que se espera… ¿Qué pasa con la pareja cuando conciben a un bebe con capacidades diferentes? 

Ante una situación de estrés, o riesgo tendemos a responder de dos formas en nuestros grupos primarios (familias, amigos, compañeros de trabajo etc.) 

 

La inesperada llegada de un hijo con cualquier tipo de discapacidad puede causar dos diferentes reacciones en las parejas. Unión a prueba de todo, o divorcio, por lo menos una serie de disputas y un periodo de inestabilidad que deje agotada y frágil no solo la relación si no los lasos con las familias de origen.  

 

Ser una pareja estable no hace más fácil el desafío y libre de conflictos por arte de magia, sin embargo, les da la oportunidad en encontrar fortaleza uno en el otro, hacer más fácil sus sentimientos y acompañarlos, así como poder trabajar de la mano y en un mismo fin cuando han logrado hacer increblantable su vínculo de comunicación 

 

El miedo a expresar emociones, el querer encontrar un responsable, el no saber como afrontar el dolor, el poco conocimiento sobre la condición que presentan nuestros hijos y el no tener una guía adecuada que pueda asesorar de forma profesional y acertada son algunas de las razones que hacen que, al sumarse a los problemas previos de la pareja, su situación se vuelva más caótica y terminen por separarse a no encontrar los recursos para afrontarla. 

 

Otra de las fuentes del problema es cuando uno de los padres a sume toda la responsabilidad o es quien asume la mayor parte de las tareas sin el apoyo suficiente, no por acuerdo o alguna situación que lo justifique, si no como una manera del otro padre de evitar o evadir la situación. El evadir la situación solo la complicara y hará mas inestable el vinculo que se deteriorara rápidamente acerque peligrosamente a la ruptura. 


En ocasiones el que se dediquen al hijo y dediquen todos sus esfuerzos y recursos para sus cuidados, olvidándose de ellos como “PAREJA” suele tener consecuencias desastrosas que terminan con la ruptura. Si al ser padres es fácil dejar renegado en segundo plano la relación de pareja y que esto provoque un distanciamiento cada vez mayor, ahora en situaciones como la de tener un niño con capacidades especiales requiere mas de mantener una postura de equilibrio entre el ser pareja, ser padres y cuidados y tiempo para nosotros mismos. 

Cada pareja y familia es diferente, pero cuando se presentan situaciones tan estresantes y desgastantes, es necesario aprender pedir ayuda. Recurrir a los profesionales de la salud mental y desarrollo es un punto clave, así como entender que necesitaran apoyos multidisciplinarios, mas haya que la mera atención médica. Recurrir a un tanatólogo que ayude a acompañar el duelo del hijo sano, el psicólogo infantil que oriente sobre la crianza y el desarrollo del hijo. Un terapeuta de pareja que ayude en los canales de comunicación y rehabilitación del vinculo de pareja son solo algunas de las ayudas que no solo suelen necesitarse en algún momento, también suelen ser en muchas ocasiones vitales para mantener a la pareja y familia unida. 



Si quieres una cita con el psicólogo Carlos Pasos puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

Recuerda que trabaja con consultas en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page