Hermana, amiga, madre, hija y esposa; déjame aprender sólo. Hombres y su machismo

Actualizado: 27 dic 2021

¿Por qué las mujeres, no debemos ayudar a los hombres a darse cuenta de su machismo?


Recientemente en una conferencia a la que fui invitado me llamó mucho la atención un comentario de una participante, el cual palabras más, palabras menos he escuchado en diferentes espacios:

“Nosotras como mujeres, de qué manera podemos ayudar a los hombres a darse cuenta de la importancia de que reflexionen acerca de sus conductas machistas”

Es de reconocer y agradecer la buena voluntad que existe en las mujeres que se han planteado esta pregunta, sin embargo es preciso mencionar que dicha postura es en parte producto de un mandato de género asignado a los cuerpos biológicamente clasificados como mujeres, que es el mandato de cuidar y procurar en los hombres la satisfacción de sus necesidades emocionales, corporales, fisiológicas y las que se agreguen.



Revisemos algunos dichos y frases populares para ejemplificar lo antes mencionado:

· “Ya te puedes casar” (Cuando muestras alguna habilidad culinaria o de trabajo doméstico)

· “Una madre da la vida por sus hijos” (Demeritando el valor de la vida)

· “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer” (Considerando a la mujer como complemento en jerarquía inferior)

· “Sé agradecida con tu esposo si este te trata bien” (Asumiendo que el buen trato ha de agradecerse, cuando es un derecho humano)

· “Las mujeres pueden hacer varias cosas a la vez, los hombres sólo una”

· “Los hombres son más prácticos que las mujeres” (Justificando en los cuerpos de hombres la omisión de su responsabilidad y gestión de sus emociones”

· “Las mujeres juegan a la comidita los hombres a la guerra” (Naturalizando la violencia en los hombres y el servicio doméstico en las mujeres).


Este condicionamiento social perpetúa la subordinación de los cuerpos de mujeres y promueve el servicio como parte de la forma común de relacionarse con los hombres. Continúa siendo habitual observar en convivencias familiares, laborales o sociales este servicio en la preparación y repartición de alimentos, así mismo en los esfuerzos de algunas mujeres por transformar a los hombres por medio del silencio o el sacrificio del propio cuerpo, sacrificando sus opiniones para no contradecir al sector masculinizado, por temor a ser juzgadas o criticadas, otro ejemplo es el evitar ser firmes en denunciar la violencia machista por temor a ser llamadas radicales o exageradas, estos y otros ejemplos son parte de una vivencia diaria de millones de mujeres, es por ello que el trabajo de reflexionar respecto al machismo y a la masculinidad nos toca a los hombres, entre nosotros debemos buscar espacios y nuevas dinámicas para relacionarnos de manera diferente. En todo caso y si tienes aún la buena intención de colaborar amiga mujer, hazlo desde la denuncia de las conductas machistas, desde la concientización de otras mujeres para desarticular las conductas serviciales hacia los hombres, esta sería una manera de apoyar a la causa común entre mujeres y hombres, que es la de alcanzar la anhelada igualdad sustantiva basada en el respeto a la diferencia y la apuesta por evitar en lo posible la utilización de categorías para establecer jerarquías de poder entre las personas.

Te invito a seguir reflexionando respecto a la importancia de cuestionarnos los mandatos de género, en nuestras redes sociales de Transersonal Playa, por Youtube, Facebook e Instagram encontrarás videos donde abordamos estos y otros interesantes temas.

Psicoterapeuta Fredy Toriz Meneses




Si quieres una cita con el psicoterapeuta Fredy Toriz puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907





#machismo #genero #mandatodegenero #violenciadegenero #masculinidad #nuevasmasculinidades

134 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo