Los hombres de piedra: La expresión de cariño en los hombres

“A veces mientras estoy en el trabajo, extraño a mi familia, me propongo que al

regresar a casa voy a abrazar cariñosamente a mis hijos y esposa, a darles un beso y

decirles lo mucho que los quiero; pero en cuanto llego a casa aparece dentro de mí una

barrera fría, que me impide expresarlo, guardo silencio y me siento vacío y triste por no

poder hacerlo” (Gerardo X, 2019).



Tocar, abrazar, besar, inclusive mirar amorosamente, para muchos hombres es una

aspiración, es un deseo que buscan por años, un anhelo, que les motiva pero también les

frustra al no poder concretarlo; muchas son las explicaciones que se dan a ellos mismos, “es

que yo soy así”, “es que así me educaron”, “eso es cosa de mujeres”; pero muy dentro de sí

mismos saben la verdad, reconocen que tienen la necesidad de hacerlo, pero no pueden.


La expresión del cariño y ternura es algo que social y culturalmente nos fue negado

a los hombres desde la infancia, cuando manteníamos lazos estrechos con la mamá, papá,

hermanas, hermanos, se nos llamaba dependientes “tienen mamitis”, “está muy mimado”.

El tener un juguete favorito y tratarlo con ternura era motivo de sanción en cuanto el

crecimiento iniciaba, se fomentaba la destrucción antes que la ternura, los juguetes bélicos,

la competencia antes que el disfrute en el juego y el deporte, demostrar valor a partir de

conductas de riesgo; entrada la adolescencia las cosas no cambian, expresar afecto a los

amigos es motivo de rechazo y discriminación incluso entre los propios amigos, y si es una

muestra de afecto a una mujer, dicha expresión debe de ser erótica, de lo contrario se

rechaza o cuestiona por parte de hombres y mujeres.



Estos y otros ejemplos culminan en forjar una coraza de piedra alrededor del

cuerpo, que sin saber, sacrificó una parte esencial del ser humano para ser reconocido

como hombre en esta sociedad engolosinada con la clasificación de sexo y género. Pero

tarde o temprano a todos nos alcanza la consciencia, y es esa misma la que nos invita a

romper esta coraza, a revelarnos en contra del ritual permanente de ser hombre, a decidir, a

elegir sobre nuestros cuerpos y sobre nuestras vidas, algunos no lo logran, otros estamos en

proceso y animamos a los de junto.




Si eres de los que desea reaprender la expresión de afectos, te invito a reconstruirte

como hombre, elegir la utilidad de tu coraza, ocuparla si la necesitas como uniforme en

ocasiones especiales, pero no como camisa de fuerza, te invito a reconstruirte como

persona. Siempre existen espacios en donde puedes hacerlo desde la confidencialidad y el respeto, en beneficio tuyo, y de tu familia. La psicoterapia con enfoque de género es una de estas alternativas.












Si quieres una cita con el psicoterapeuta Fredy Toriz puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

https://bit.ly/PsicologoTranspersonalPlaya

Recuerda que trabajamos con consultas presenciales en Playa del Carmen México y en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907


#nuevasmasculinidades #expresiondeafecto #amor

140 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo