top of page

Cerrar ciclos y soltar

¿Cuántas veces has escuchado que no has cerrado el ciclo? ¿Sabes al proceso que se refiere hacerlo? ¿Cómo hacerlo y qué importancia tiene cerrarlo?

Justo en este artículo hablaremos de cómo cerrar ciclos y soltar. Y es que no se trata de olvidarlo, y pasar la página, no es fácil pero tampoco imposible.


Cuando hablamos de ciclos nos referimos a aquella experiencia que se acompaña de emociones y sentimientos. Y atravesar por todos y cada uno de los ciclos en nuestra vida, te llevará al proceso de crecimiento y desarrollo por el cual debes atravesar para aprender y evolucionar a nivel, emocional, mental y existencial.



Lo que principalmente nos impide soltar, es la resistencia al cambio; y esta nos lleva a generar nuestros propios bloqueos o mecanismos de defensa que nos lleva a vivir constantemente en el pasado y anclados a lo que llamamos ciclos abiertos.




Es importante que identifiquemos que para no cerrar un ciclo o atender la necesidad que nos ofrece este, desarrollamos ocho autobloqueos:

1.  Postergación; este bloqueo nos sirve para impedir que atendamos la experiencia. En el caso de querer soltar, decir, hacer, etc. te suena conocido el: “luego lo hago”, “después”, “mañana”.

2.  Desensibilización; nos negamos a sentir, por lo tanto por miedo sentir bloqueamos todo aquel sentimiento que surja; “no siento”,  “ya no me duele”, etc.

3.  Proyección; cuantas veces depositas en el otro lo que es tuyo, pero no quieres  reconocer. Y responsabilizas a los demás de no soltar o pasar la página.

4.  Introyección; aquí encontramos los debeísmos, por miedo al rechazo se siguen ciertos patrones ya establecidos, el “debería de” será la típica frase en quienes atienden las ideas de afuera menos lo que se quiere por sí mismo.

5.  Retroflexión; el miedo a actuar se manifiesta, y es mejor vivir “aguantando” a dar un paso en pro de la salud mental, de la tranquilidad y de lo que se necesita experimentar.

6.  Deflexión; te suena el “mejor lo evito”, por miedo a enfrentar nuestra nueva realidad, la experiencia, etc. Rechazamos todo aquello que tenga que ver con el sentir y experimentar.

7.  Confluencia; muy común en relaciones interpersonales. Y se refiere a atender las necesidades de los demás dejando en último término las propias. Se confunden los límites .

8.  Fijación; “no dejo de sentir , no dejo de hacer”, no suelto porque me cuesta, o simplemente porque tengo miedo.


Sin términos nuevos y pero tan propios de la resistencia al cambio, de la resistencia a soltar. Sin duda es  de analizar , de hacer mucha conciencia, ¿para que me aferro a algo que ya fue? .



¿Cómo empezar a soltar?

•   Permítete sentir

• Identifica qué emociones tienes ante la experiencia

Haz conciencia sobre lo que quieres, escúchate.

• Recuerda lo positivo y que es parte importante para tu aprendizaje y crecimiento.

•    Perdona, ya sea a ti mismo o hacia afuera.

•    Suelta y acepta.


Cerrar ciclos no es fácil, y es un proceso de mucha conciencia e integración, de lo que es y de lo que no. Lo que ya no está , permítete que fluya y lo que es intégralo a su vida, a tu experiencia. Pregúntate, ¿para que lo dejo para después, para qué lo evito, cuánto tiempo más continuaré así? Y sobre todo ¿cómo ayuda o afecta a tu crecimiento personal?




Si quieres una cita con la psicóloga Adela Pérez puedes escribirnos haciendo click en este enlace:

Recuerda que trabaja con consultas en línea a cualquier país de habla hispana.

984-804-5907

 




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page